Oportunidades de negocio con puntos de recarga

La transición hacia la movilidad eléctrica está generando una serie de oportunidades de negocio en torno a la instalación y gestión de puntos de recarga para vehículos eléctricos (VE). Con el crecimiento exponencial de la demanda de infraestructuras de recarga, tanto en entornos privados como públicos, existe un potencial significativo para los emprendedores y las empresas que buscan beneficiarse de esta revolución. En este artículo, exploraremos las diversas opciones disponibles para monetizar las instalaciones de puntos de recarga, desde la instalación de cargadores semirrápidos hasta la gestión de electrolineras.

Imagen que contiene exterior, pasto, camino, coche

Descripción generada automáticamente

Instalación de cargadores semirrápidos

Los cargadores semirrápidos de 7,4 kW son una excelente opción para aquellos que desean ofrecer servicios de recarga en lugares como parkings comerciales, estaciones de servicio, y complejos residenciales. Estos cargadores permiten una recarga eficiente, proporcionando una carga completa en aproximadamente 5-7 horas, dependiendo del modelo del vehículo.

Monetización a través del protocolo OCPP

El Protocolo Abierto de Punto de Carga (OCPP) permite la comunicación entre los cargadores y una plataforma de gestión central. Esto permite a los operadores monitorear, gestionar y, lo más importante, monetizar el uso de los cargadores. Los propietarios de los puntos de recarga pueden establecer tarifas por kWh, tiempo de uso, o una combinación de ambos. Al integrar plataformas de pago, los usuarios pueden pagar por la recarga a través de aplicaciones móviles, tarjetas de crédito, o incluso suscripciones.

Instalación de cargadores en modo 3 y 4 en garajes comunitarios o públicos

La instalación de cargadores en garajes comunitarios o públicos es otra oportunidad lucrativa. Los modos 3 y 4 se refieren a los niveles de potencia y velocidad de carga, con el modo 3 ofreciendo carga AC de hasta 22 kW y el modo 4 proporcionando carga rápida DC de hasta 350 kW.

Tarificación y gestión

En garajes comunitarios, los administradores pueden implementar sistemas de tarificación para que los residentes paguen por el uso del cargador. Esto puede hacerse a través de tarjetas RFID, aplicaciones móviles o sistemas de facturación mensual. En garajes públicos, las tarifas pueden variar en función del tiempo de uso, la cantidad de energía consumida o una tarifa fija por sesión de carga.

Beneficios y amortización

Los cargadores de modo 4 tienden a ser más costosos debido a su capacidad de carga más rápida, pero también ofrecen un retorno de inversión más rápido debido a su mayor uso y tarifas más altas. El tiempo de amortización puede variar, pero generalmente se estima entre 2 y 5 años, dependiendo de la demanda y el precio de la electricidad.

Electrolineras y el papel de los CPOs

Las electrolineras, o estaciones de carga rápida, son una parte fundamental del ecosistema de movilidad eléctrica. Estas estaciones están diseñadas para ofrecer recargas rápidas en ubicaciones estratégicas como autopistas, áreas de servicio y centros comerciales.

Funcionamiento de las electrolineras

Las electrolineras suelen estar equipadas con múltiples cargadores rápidos (modo 4) y a menudo incluyen comodidades adicionales como tiendas, cafeterías y áreas de descanso. Los usuarios pueden recargar sus vehículos en 20-30 minutos, lo que las hace ideales para viajes largos.

Proveedores de servicios de carga (CPOs)

Los CPOs (Charge Point Operators) juegan un papel crucial en la operación de electrolineras. Gestionan la infraestructura, establecen tarifas y proporcionan servicios de mantenimiento. Empresas como Endesa X, Iberdrola y Repsol en España están liderando este sector, ofreciendo soluciones integradas que incluyen tanto la infraestructura física como las plataformas de gestión y pago.

Cesión de terrenos y ubicaciones clave

La ubicación es crucial para el éxito de una electrolinera. La cesión de terrenos en áreas de alto tráfico puede ofrecer oportunidades significativas. Colaborar con propietarios de terrenos y desarrollar acuerdos de cesión puede asegurar ubicaciones estratégicas que maximicen el uso y los ingresos.

Tarifas de mercado y retorno de inversión

El precio del kWh en las estaciones de recarga puede variar dependiendo de varios factores, como la ubicación, el tipo de cargador y la demanda. En España, el precio medio por kWh puede oscilar entre 0,20 y 0,50 euros, aunque puede ser mayor en estaciones de carga rápida.

Ejemplo de amortización

Consideremos una electrolinera con 5 cargadores rápidos, cada uno costando aproximadamente 50.000 euros, incluidos los costos de instalación y la infraestructura. Si cada cargador genera ingresos de 200 euros diarios (basado en 10 recargas diarias a 0,40 euros/kWh), los ingresos mensuales serían de aproximadamente 30.000 euros. Esto implica que la amortización podría lograrse en alrededor de 8-12 meses, excluyendo costos operativos y mantenimiento.

Importancia de contar con instaladores oficiales

Para asegurar la calidad y seguridad de las instalaciones, es fundamental contar con instaladores certificados y autorizados. La normativa española, como el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT), exige que las instalaciones eléctricas sean realizadas por profesionales cualificados. Además, los instaladores oficiales garantizan que los sistemas cumplen con los estándares y normativas vigentes, reduciendo el riesgo de fallos y mejorando la fiabilidad de los puntos de recarga.

Impacto en la electrificación del parque móvil nacional

El desarrollo de una red robusta de puntos de recarga es esencial para la electrificación del parque móvil en España. A medida que más conductores adoptan vehículos eléctricos, la disponibilidad de infraestructura de recarga adecuada se convierte en un factor crítico. Las oportunidades de negocio en este sector no solo ofrecen beneficios económicos directos, sino que también contribuyen significativamente a la reducción de emisiones de CO2 y a la transición hacia una movilidad más sostenible.

Las oportunidades de negocio relacionadas con los puntos de recarga para vehículos eléctricos son vastas y diversas. Desde la instalación de cargadores semirrápidos en parkings comerciales hasta la gestión de electrolineras, hay múltiples vías para generar ingresos y contribuir a la infraestructura de movilidad eléctrica. Con una planificación cuidadosa, inversión en tecnología avanzada y colaboración con instaladores certificados, los emprendedores y las empresas pueden capitalizar estas oportunidades y desempeñar un papel crucial en la transición hacia un futuro más sostenible y electrificado.

La adopción de puntos de recarga no solo representa una oportunidad de negocio rentable, sino también una inversión en el futuro energético de España. Con la demanda de vehículos eléctricos en constante crecimiento, ahora es el momento ideal para explorar y aprovechar estas oportunidades, contribuyendo a un parque móvil más limpio y eficiente.

Preguntas relacionadas

¿Qué es el OCPP y por qué es importante para los puntos de recarga?

El Protocolo Abierto de Punto de Carga (OCPP) es un estándar de comunicación que permite la interoperabilidad entre cargadores y sistemas de gestión. Es crucial para la gestión eficiente y la monetización de los puntos de recarga.

¿Cuánto cuesta instalar un cargador semirrápido de 7,4 kW?

El costo de instalación de un cargador semirrápido de 7,4 kW puede variar, pero generalmente oscila entre 1.000 y 2.500 euros, dependiendo del modelo y de las necesidades de instalación eléctrica.

¿Cuánto tiempo tarda en amortizarse la inversión en un punto de recarga público?

El tiempo de amortización puede variar según la demanda y las tarifas de recarga, pero generalmente se estima entre 2 y 5 años para cargadores de modo 3 y entre 8 y 12 meses para electrolineras bien ubicadas.

¿Qué beneficios fiscales existen para la instalación de puntos de recarga en España?

En España, existen varios incentivos fiscales y subvenciones tanto a nivel nacional como regional para fomentar la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos. Estos pueden incluir deducciones fiscales y subvenciones directas. El principal beneficio económico se ve respaldado por las ayudas facilitadas por el MOVES III, subvencionando hasta el 80 % del coste total de la instalación del punto de recarga.

¿Por qué es importante contar con instaladores certificados para instalar puntos de recarga?

Contar con instaladores certificados asegura que la instalación cumple con las normativas vigentes, garantiza la seguridad y la fiabilidad del sistema, y reduce el riesgo de fallos que podrían resultar en costosas reparaciones o interrupciones del servicio.

Puedes seguirnos para descubrir más contenido sobre movilidad eléctrica y energías renovables https://www.instagram.com/solventium_/

Descubre nuestras herramientas de movilidad para tener claros los números sobre el futuro de la movilidad: https://www.solventium.es/comparativa-herramienta/

Enlaces de interés